Antonia Bordas – Directora Dirección de Obras Portuarias (DOP) del MOP

single-image

“Nuestro país, con una costa continental de más de 4.200 km, tiene importantes requerimientos en materia costera”

Durante los últimos 4 años, la Dirección de Obras Portuarias ha invertido más de 290 mil millones de pesos en obras portuarias y costeras a lo largo del país, (unos US$ 454 millones). Con esto se ha beneficiado a habitantes de ciudades y localidades costeras, de zonas aisladas y de territorios cuya única vía de transporte es marítima, fluvial o lacustre. De esta inversión, el 89% corresponde a fondos sectoriales MOP (US$ 405 millones) y 11% a inversión mandatada por los Gobiernos Regionales (US$ 49 millones).
Si bien ha habido avances, queda camino por recorrer, como por ejemplo

“avanzar en infraestructura para pequeñas y también para grandes caletas pesqueras artesanales, como las caletas de Arica y Quellón”, adelanta Antonia Bordas, Directora de la DOP.

¿Cómo está el país en materia de infraestructura portuaria y costera?
En los últimos años se ha avanzado en infraestructura con obras de conectividad, pesca, y ahora con un desarrollo profundo del borde costero. Entre los años 2002 y 2014 se ejecutó la construcción de 14.000 metros lineales; sin embargo, en los últimos 4 años nuestra Dirección triplicó la cantidad de metros lineales de borde costero construidos por año. Nos hemos propuesto llegar a los 19.000 km lineales al año 2018.
En el caso de obras costeras de protección y adaptación al cambio climático, aún hay mucho que avanzar. Los fenómenos de marejadas están siendo cada vez más recurrentes y las defensas costeras bien diseñadas permiten fortalecer nuestras ciudades y localidades ante estas amenazas, disminuyendo el riesgo y asegurando el correcto funcionamiento de las distintas actividades productivas. También se requiere mejorar la oferta de obras portuarias asociadas a la actividad pesquera, deportiva y recreativa, y recuperar espacios de playa que se han visto afectados por los últimos eventos de la naturaleza y que han disminuido su disponibilidad para la recreación y el turismo.

¿Y respecto de los puertos de gran escala?
En materia portuaria, gracias a la incorporación de tecnología, existe la capacidad de aumentar la eficiencia y la transferencia de carga, lo que se está haciendo con inversión privada en los frentes portuarios concesionados. Además, se está avanzando con los proyectos de ampliación de los puertos de la zona central y se han realizado importantes inversiones en los demás puertos nacionales, tanto en los públicos como en los privados.
En el caso de obras de mejoramiento de borde costero hay mucho que avanzar. Nuestro país, con una costa continental de más de 4.200 km, tiene importantes requerimientos en materia costera.

¿Dónde están las mayores necesidades en desarrollo portuario y borde costero?
Los mayores desafíos están en avanzar con nuevos espacios de borde costero. Proyectamos 73 mil metros lineales al año 2023, además, se ha puesto énfasis en la recuperación del patrimonio costero. Pronto iniciaremos la recuperación del muelle Enacar en Lota, una obra que es parte de un gran plan de inversión territorial para la región del Bíobío. Queremos generar nuevas playas artificiales que permitan la habilitación de nuevos balnearios. Impulsar el desarrollo de pequeñas infraestructuras para la pesca artesanal y con esto considerar a las caletas de pescadores más aisladas y que a la fecha no cuentan con las instalaciones adecuadas para su labor.

Avances país

¿Cuáles han sido los énfasis en esta materia?
Nuestra gestión ha buscado superar la brecha de infraestructura existente a lo largo del país. Se han levantado proyectos para la pesca artesanal, finalizándose 16 caletas pesqueras artesanales y hay dos más en ejecución. Así, para inicios de 2018 habremos construido un total de 18 nuevas caletas pesqueras donde invertimos más de 76 mil millones de pesos y beneficiamos a más de 14.500 pescadores y pescadoras en el país.
Hemos hecho un fuerte énfasis en aquellas obras de conectividad que permiten la integración de todos los habitantes del territorio nacional. Con nuevas embarcaciones para el transporte de pasajeros en sectores clave para el desarrollo, además del turismo. Asimismo se ha puesto en valor la riqueza de cada sector en su borde costero para lo cual hemos desarrollado 11 planes territoriales con un total de 151 obras a lo largo del país. Junto con ello, nos hemos preocupado de ejecutar procesos de conservación de obras que se han visto afectadas por el paso del tiempo o bien por los fenómenos antes mencionados. Nuestro objetivo es acercar el borde costero de mar, ríos y lagos a toda la ciudadanía.

De este modo, también se han desarrollado iniciativas para las zonas aisladas del país…
Al término de este período, la DOP habrá construido 58 terminales portuarios de conectividad donde destacan las obras del plan Chiloé y del plan de conectividad Austral. Además ha construido dos transbordadores, los que, en conjunto con los subsidios que otorga el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones para el transporte público regional, ha permitido mejorar las frecuencias y regular las tarifas del transporte marítimo. Además, ha incorporado transbordadores aportados por privados mejorando de manera importante la conectividad en la zona sur del país desde la región de Los Ríos. A su vez, los terminales portuarios más grandes están siendo administrados por las empresas portuarias de Puerto Montt, Chacabuco y Austral, lo que le da mayor seriedad y profesionalismo a la gestión portuaria de este tipo de infraestructura.

¿Cuáles serían los principales desafíos para los próximos años?
Avanzar en infraestructura para pequeñas y también para grandes caletas pesqueras artesanales, como las caletas de Arica y Quellón. Hemos desarrollado planes para caletas que tienen deficiencias estructurales y que requieren de una mejora en sus condiciones laborales. Hemos enfocado nuestro trabajo en caletas rurales principalmente en las regiones de Atacama, Coquimbo, de Los Ríos y de Los Lagos.
Vamos a continuar con 20 mil metros lineales de nuevos espacios de borde costero, que se suman a las obras que hemos proyectado en la elaboración de nuestros 11 planes territoriales con 151 nuevos proyectos de borde costero para el país con una inversión total de más de 540 millones de dólares.
Estamos trabajando en nuevos diseños de grandes obras a lo largo del territorio nacional. En Puerto Williams el Muelle Multipropósito que permitirá la llegada de grandes embarcaciones. En Bahía Fildes, para garantizar y mejorar la conectividad y el abastecimiento de la zona Antártica. Un molo de abrigo para la costa de Achao en Chiloé para el desarrollo y resguardo de las embarcaciones que desempeñan la pesca artesanal en esa localidad, entre otros proyectos.

Fenómenos naturales

Bordes costeros resilientes es otro de los desafíos, ejemplo de ello es Constitución…
En el caso de Constitución se ejecutó un tramo de borde costero fluvial y se está construyendo un segundo tramo, lo que al mismo tiempo mejora las condiciones naturales de la ribera del río Maule, potenciando el turismo y la práctica de deportes náuticos. Se proyecta continuar con nuevos tramos de borde costero en la ciudad, complementado con espacios públicos que está generando el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, y se ha construido importante infraestructura para la actividad pesquera que se da en la zona.
Estas obras se están desarrollando bajo criterios de diseño que apuntan a reconstruir mejor que antes. Hemos ejecutado defensas costeras para marejadas y crecidas fluviales y con eso garantizamos una estructura de calidad frente a estos fenómenos.

Las marejadas fueron protagonistas este último invierno, ¿cómo se han abordado?
La Dirección ha construido una serie de obras que definitivamente mejorarán las condiciones de seguridad en distintos tramos de borde costero a lo largo del país. Además, ha actuado durante la emergencia respondiendo de manera rápida a los requerimientos de la ciudadanía, apoyando a los municipios costeros gracias a disponer de un equipo humano capacitado en temas de gestión de emergencias, ingeniería y construcción en la costa, considerando las marejadas en el diseño de las obras. Nos hemos preocupado de diseñar y construir obras que garanticen la disminución de la vulnerabilidad de los espacios costeros frente a estos casos de marejadas.
En las emergencias del año 2017 se han invertido aproximadamente 6.000 millones de pesos provenientes de fondos de conservación. Hemos puesto un fuerte énfasis en la gestión de emergencia y hemos llegado con eficacia a hacernos parte del proceso reconstructivo.

Hormigón

Finalmente, a su juicio, ¿cuál sería el rol que juega el hormigón en obras portuarias y costeras?
El hormigón es uno de los materiales más utilizados en las obras marítimas y costeras por su durabilidad y resistencia. Es utilizado principalmente en elementos como losas, vigas, muros de contención y elementos prefabricados utilizados como disipadores de energía. Para estos efectos, hay que tener en cuenta que el ambiente marino es muy agresivo y por lo tanto, se debe especificar bien e incluir requisitos especiales para lograr la durabilidad esperada, por esto son muy importantes todas las investigaciones y estudios que se realizan al respecto, para que el hormigón no presente daños por estar expuesto a este tipo de ambiente y siga siendo uno de los materiales más utilizados para este tipo de obras.

Ya hay desarrollos al respecto…
En este momento estamos elaborando un proyecto en la Antártica, donde las propiedades del hormigón se ven expuestas a condiciones especiales, siendo esto un gran desafío para el diseño. Incluso, contemplamos el hormigón en aquellos casos donde es necesario generar una protección con enrocados y ante la carencia de roca, el hormigón sustituye perfectamente su función. En aquellas zonas aisladas de difícil acceso los elementos prefabricados de hormigón permiten dar soluciones constructivas efectivas y durables, con fácil manejo, montaje y reemplazo.

Leave a Comment

Your email address will not be published.